Paradores cierra sus establecimientos durante el estado de alarma

En coherencia con lo decretado por el Gobierno los Paradores no recibirán clientes con el objetivo de colaborar en el freno a la pandemia de coronavirus.

Paradores atenderá a los viajeros alojados hasta que puedan volver a sus lugares de origen. Las reservas realizadas para el periodo de alarma se reembolsarán o se cambiarán de fecha, de modo que ningún cliente perderá su dinero.

Todas las instalaciones de Paradores quedan a disposición de las autoridades para uso médico o para cualquier otra necesidad derivada del estado de alerta.

Los excedentes de comida de los más de cien restaurantes de Paradores se donarán a entidades sociales.

 

Madrid, 15 de marzo de 2020.- En coherencia con la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno de España y mientras dure esta situación, Paradores va a mantener cerrados todos sus establecimientos. La decisión se ha adoptado en diálogo y con el pleno acuerdo de los representantes de los trabajadores.

 

El presidente de Paradores, Óscar López Águeda, señala que: “Estamos ante un momento absolutamente excepcional y de extrema gravedad que nos obliga a velar por la salud de nuestros clientes y por la de todos los trabajadores de la compañía”.

 

Paradores está organizando ya el cierre temporal de todos sus establecimientos, que no recibirán clientes a partir de mañana lunes 16 de marzo. Las personas que están alojadas en este momento serán debidamente atendidas hasta que puedan regresar a sus lugares de origen. Los restaurantes y cafeterías de Paradores están cerrados desde hoy, sábado 15 de marzo.

 

Todas las reservas que iban a disfrutarse durante el periodo de alarma serán anuladas sin que los clientes pierdan su dinero. Se analizarán todas las situaciones, caso a caso, para que ningún cliente con reserva se quede sin alojamiento en caso de que no tenga otra alternativa.

 

Los Paradores están a disposición de las autoridades para su uso médico o para cualquier otra necesidad derivada del estado de alerta decretado en nuestro país. Los excedentes de comida de los más de cien restaurantes de la hotelera pública se donarán a organizaciones sociales para ayudar a los más desfavorecidos y evitar el desperdicio alimentario.

 

Paradores espera que la situación se resuelva lo antes posible para poder volver a recibir clientes con la misma ilusión y entrega de siempre.

 

La Dirección de Paradores trabajará, en diálogo directo y permanente, con el Comité de Empresa para minimizar el impacto de las medidas en el empleo durante este tiempo excepcional. La Dirección agradece enormemente el excelente clima de diálogo social en este momento tan complicado, así como el gran compromiso de todos los empleados de Paradores.

PARADORES, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679, le informa del uso de cookies propias y de terceros para mejorar el servicio prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y hábitos de navegación.